Ediciones Culturales Internacionales, La Era de los Reyes

Ediciones Culturales Internacionales en esta ocasión se sumerge en el siglo XVII para estudiar a los hombres europeos de esta época, conocida habitualmente como ‘época barroca’ y que en esta colección la llamaremos: La era de los reyes.

Cuando se inició el siglo, el mundo medieval había muerto, destruido sin remedio por el humanismo del Renacimiento y la Reforma protestante. Pero las partes esenciales del mundo medieval seguían vivas. La Iglesia Católica continuaba siendo poderosa, aun cuando no fuese ya el árbitro indisputable de las cuestiones de la fe en la cristiandad latina. La nobleza feudal se aferraba a sus privilegios tradicionales, aun cuando el feudalismo estuviera ya destruido. La antigua concepción geocéntrica del universo había sido impugnada gravemente, pero los hombres seguían creyendo que los planetas se movían de acuerdo con las teorías formuladas por Aristóteles.

Para confundir más las cosas, habían surgido nuevas instituciones, creencias y teorías que existían junto a las antiguas. Había obstáculos que vencer, y el vencerlos fue cuestión de tensión y conflictos, de violencia y desorden.

Ante este panorama, Ediciones Culturales Internacionales se aventuró a desenmarañar todo lo que el siglo XVII y hombres como Luis XIV contenían de misterioso y se lo entregan al mundo para que también se maraville con estos secretos. Y a propósito del rey, conozcamos un poco de él. Luis XIV fue rey de Francia e implantó un nuevo orden político: el absolutismo. El reinado de Luis XIV fue, indiscutiblemente, el apogeo de la cultura francesa y un hito en la civilización occidental. Todo lo implementado por este rey durante su gobierno funcionó pero al cabo de un tiempo, todo resultó contraproducente. El reinado de Luis XIV duró 72 años, el exceso de orden y autoridad destruyó la vitalidad misma que había sido la gloria de Francia, sin embargo, el concepto de absolutismo siguió vivo en las naciones y se empezó a usar como forma de gobierno.

Ediciones Culturales Internacionales presenta en este libro el capítulo llamado: Castillo de Naipes, en donde se enterará del por qué en la actualidad en los naipes aparecen figuras de reyes. Un divertido y muy colorido capítulo lleno de imágenes de todas las formas que podamos imaginar. De este tema nos podemos desprender a otro que está muy ligado, nos referimos al arte. Para una época de reyes y cortes, el no haber arte sería un desperdicio de época y como es de suponerse, hubo muchas manifestaciones artísticas y de los más grandes artistas de la piedra que existieron en ese momento era Juan Lorenzo Bernini. Llegó a París para construirle a Luis XIV un palacio real. Sin embargo, poco duró la estancia del artista en Francia ya que antes de cumplir cinco meses de estancia, se marchó, los planes no se llevaron a cabo y sin embargo, la visita de Bernini dejó un busto de Luis XIV que es considerado por muchos como la obra de arte del siglo. Por supuesto Ediciones Culturales Internacionales trae unas magnas fotos de esta pieza que sin duda es hermosa. Esta época de reyes está muy marcada por la escultura de Bernini, exuberante, teatral y, no obstante, a menudo intensamente personal, intentó destruir las fronteras entre el arte y la vida; bajo el cincel de Bernini, con frecuencia parecía que las manos se iban a mover y las lágrimas de mármol a manar.

Otros artistas de la época son Vermeer, Rembrandt, Velázquez, van Dyck y Rubens, estos sirvieron en las cortes reales de diferentes lugares de Europa.

También Ediciones Culturales Internacionales ha dedicado unas páginas al estudio de la ciencia en este siglo, con personajes como Galileo Galilei o Johannes Kepler, el mundo se revolucionó y empezó a tener más pensamiento lógico no tan guiado por las ideas de que todo se explicaba a partir de Dios.

Otro personaje importante para esta época es René Descartes quien se propuso arrasar con el saber y las opiniones tradicionales, se propuso traer el orden al pensamiento mismo, el resultado fue nada menos que una revolución en la vida intelectual del hombre occidental.

Para terminar, casi al final del libro que Ediciones Culturales Internacionales ha esculpido con técnica berninezca, una extensa historia del ballet, el cual surgió en gran parte por la pasión que sentía la corte francesa del siglo XVII por la danza y las funciones teatrales de aficionados.