TIME and BOOKS, Asia Tropical

Time and Books brinda un gran libro que integra la excelente colección de la naturaleza de Time and Books, Asia Tropical donde se menciona la magnifica variedad y formas de vida de esta parte del mundo. Grandes descubrimientos en esta región como la teoría de la evolución que el científico Charles Robert Darwin nos brindó.

Time and Books muestra en la portada de este tomo una magnifica fotografía que expresa lo siguiente: Un rinoceronte indio se retira la hierba, al ser perturbado su sueño. La creencia errónea de que el cuerno del rinoceronte es afrodisíaco produjo la extinción de la especie, antaño bastante numerosa.

Con este gran tomo Time and Books, nos acerca a información de un lado del mundo tropical y a continuación se detalla el contenido de este excelente título. 

Los dominios del sudeste
No existe en el magnífico trazado de la naturaleza región del mundo más generosamente dotada en variedad de formas de vida que Asia tropical y sus extensos archipiélagos de islas vecinas. En esta zona, desde las planicies de la India hacia el este y a través de la península de Indochina a lo largo de todas las ramificaciones del arco malayo, existe una tierra pródiga en la multiplicación de las especies. El gran naturalista Alfred Russel Wallace, que coincidiendo con Charles Darwin enunció la teoría de la evolución por selección natural, halló aquí su principal fuente de inspiración, lo que le hizo describir la riqueza de las islas con estas memorables palabras: “Bañada por las aguas tibias de los grandes océanos tropicales, esta región goza de un clima cálido y húmedo de una consistencia mayor que en cualquier otra parte del mundo, y abundan los productos naturales desconocidos en otros lugares. De aquí provienen las gigantescas flores de Rafflesia, los grandes ornitópteros de alas verdes (príncipes entre las especies de mariposas), el casi humano orangután, y las maravillosas aves del paraíso”.

La llegada de las lluvias.
NINGÚN elemento representa un papel tan decisivo en la vida del extenso dominio de Asia tropical como la lluvia. En las llanuras indias, y en partes de Birmania, Thailandia e Indonesia, donde la sequía y el polvo duran medio año, hombres, plantas y animales centran su vida alrededor de la llegada de las lluvias periódicas. Y cuando llegan, vienen en forma de masas de nubes compactas que tornan el paisaje, de un marrón tostado en un verde fresco, y los resecos lechos de los ríos en torrentes furiosos. En otros lugares de la región, desde la península malaya hacia el sur y sureste a través del gran arco de islas, durante la mayor parte del año la lluvia constante ha formado la flora y la fauna hasta en las laderas de las montañas más altas.

En la jungla.
HAY tres regiones principales de pluviselva tropical en el mundo: en Sudamérica, en África y en el sudeste de Asia. Debido a que todas provienen del mismo tipo de clima — temperaturas elevadas y constantes, gran humedad, densas lluvias — y tienen la misma historia de una estabilidad básica a través de incontables milenios, lógicamente se podría esperar que todas fuesen más o menos parecidas en su flora y fauna. Sin embargo, no lo son, ellas poseen algunas plantas y animales peculiares suyas, y lo mismo se aplica al sudeste de Asia. Un viaje a través de las pluviselvas de la región Oriental es para el observador atento, donde quiera que haya sido su primer encuentro con este extraordinario medio ambiente, una jornada de emoción y descubrimientos.

Las márgenes fangosas del mar.
SI la pluviselva es el medio ambiente más importante de la región Oriental, el barro es sin duda el que le sigue. Si fuese posible recopilar datos demostrando la cantidad de barro sustentadora de vida en Asia tropical, los resultados serían sorprendentes: el fango de las llanuras interminables de su costa, el barro de los estuarios en donde los ríos desembocan, el lodo de sus marjales y el de las riberas fangosas de sus ríos. No menos sorprendente es la vida que florece dentro, sobre y alrededor del barro, ya que aquí tanto plantas como animales encuentran ricos alimentos en abundancia.

Las islas
DEBAJO de la masa impresionante del continente, como perlas ensartadas en los mares circundantes, están las islas de la región Oriental, de apariencia magnífica, de una enorme diversidad en sus maravillas naturales, y que son el constante asombro del viajero. Navegar por entre ellas es el más provechoso de los viajes de esta zona. Es entonces que se puede apreciar su variedad y sabor, captándolas en todos los sentidos posibles. El olor de la tierra desde el mar es provocador y picante: el olor amargo de los arrecifes de coral al secarse, el olor sulfuroso de los llanos de mangles, los cálidos olores a tierra de la selva después de la lluvia. El olor penetrante de las enramadas de canela, la gama de olores aromáticos de cientos de cocinas de los pueblos, difundidos a través de la bahía.

Paraíso de los insectos.
EN ninguna parte del mundo, con la posible excepción de América del Sur, hay insectos en tal abundancia, variedad y especialización tan asombrosas como en el sudeste de Asia. En este lugar el entomólogo se enfrenta con un trabajo casi imposible. Algunos peritos afirman tajantemente que hay tantos miles de insectos por descubrir en la zona que el trabajo de coleccionarlos y clasificarlos puede que nunca se acabe. La experiencia de la expedición de la Universidad de Oxford a Sarawak en 1932 da una idea de la riqueza de la fauna de insectos. Dos entomólogos universitarios trabajando en el campo durante seis meses, hicieron colecciones tan extensas, que las publicaciones científicas que describen solamente las nuevas especies que encontraron, forman un grueso volumen. Casi medio siglo más tarde, los entomólogos están todavía trabajando en estas colecciones e identificando nuevas formas.

Pitones, Rinocerontes y otros animales.
CASI todo el mundo conoce los vívidos y deliciosos cuentos de animales de la India, que figuran en El Libro de la Jungla, de Rudyard Kipling. Mowgli, el niñito amamantado por lobas en medio de la selva se volvió tan famoso como Kipling mismo. Pero son pocos los que se dan cuenta de los grandes cambios que ocurrieron en el Asia tropical después de la era del colonialismo; cómo la pluviselva se transformó en tierras de labrantío y pastizales; cómo los madereros derribaron las espesas selvas de teca birmana; y lo más devastador para el reino animal, cómo la caza excesiva y la reducción de la jungla llevó a muchas especies animales al borde de la extinción. Kipling apenas reconocería la India de fines del siglo XX, casi sin leones y tigres.

La invasión humana.
EL hombre, como ser componente de la región Oriental, merece un puesto en cualquier discusión sobre flora y fauna por dos razones importantes. La primera concierne a sus orígenes. Nadie sabe todavía dónde y de qué manera fue pasado el puente que separaba el hombre de los primates, pero sabemos que importantes desarrollos en esta fase de nuestra evolución tuvieron lugar en Asia tropical. A fines del siglo XIX, cuando hombres cultos de todas partes discutían acaloradamente todavía la teoría de Darwin sobre la evolución, se hacía el descubrimiento en Java de un fósil considerado de máxima importancia: el cráneo y fémur de un ser que aparentemente estaba entre el hombre y el mono, lo que dio un apoyo incontrovertible a la proposición de Darwin de que el hombre, como todos los demás seres vivientes, había evolucionado a través de una selección natural de especies inferiores. Éste era Pithecanthropus erectus, llamado así por su descubridor, Bugene Dubois, de las palabras griegas que significan “Hombre-mono erguido”.

Time and Books siempre preocupada por la naturaleza y para darnos a conocer cada región de nuestro mundo, proporciona gran información de Asia tropical y así comprender más a detalle la importancia de esta región del mundo con su maravillosa historia, cultura y sobretodo el impacto de su majestuosa naturaleza.

Esta información Time and Books, la hace llegar con una agradable presentación a toda la familia, para compartir el conocimiento y mostrar la solemne naturaleza de Asia tropical.