TIME and BOOKS, Los bebés y las MATEMÁTICAS

Time and Books presenta un artículo relacionado con la impresionante mente de los bebés en su revista Time Life Learning, que al igual que todos sus productos, es elaborada con los más elevados estándares de producción y calidad editorial. Time and Books se esfuerza continuamente en lograr los más altos niveles de calidad, a precios accesibles. Los productos que ofrece Time and Books le presentan excelencia a cambio de su dinero, y para demostrarlo presenta esta grandiosa revista con interesantes artículos que le ayudarán a comprender mejor la mente de su bebé.

El artículo que se presenta a continuación es acerca de la relación que tienen los bebés con las matemáticas. Por lo menos algunos padres arquearon sus cejas – y sin duda aumentaron sus expectativas – cuando leyeron en THE NEW YORK TIMES el siguiente titular: “Un Estudio Demuestra que los Bebés a los Cinco Meses Entienden Matemática Elemental”. El artículo sobre el descubrimiento de Karen Gin, una psicóloga de la Universidad de Arizona, explicaba que bebés a una edad tan temprana como a los cinco meses, habían demostrado “una habilidad rudimentaria para sumar y restar”.

Wynn, quien publicó su investigación en la renombrada revista científica Nature, basó sus experimentos en un fenómeno ampliamente observado: los bebés miran con mayor detenimiento las cosas que les resultan inesperadas, de tal modo revelan aquello que anticipan, o sea lo que ya conocen. Wynn representó operaciones de sumas y restas para los bebés empleando muñecos de Mickev Mouse. Un ejemplo típico consistió en mostrar a los bebés que colocaba un muñeco en el escenario de un teatro de títeres, luego lo escondió detrás del telón, luego colocó a un segundo muñeco detrás del telón (para representar uno más uno). Cuando levantó el telón y mostró tres, en vez de dos muñecos de Mickey Mouse, los bebés contemplaron durante más tiempo al resultado incorrecto que al correcto. Wynn sostiene que la comprensión de los números que demuestran tener los bebés es consecuencia de un “mecanismo innato, de algo construido dentro de su estructura biológica.”

Su descubrimiento ha sido recibido con entusiasmo en el ámbito de su actividad y no en pequeña medida por Mark Strauss de la Universidad de Pittsburgh, quien hace una década encontró que los bebés algo mayores podían distinguir, de un vistazo, la diferencia entre una, dos, tres y cuatro pelotas, o aproximadamente la misma cantidad de objetos que los adultos pueden descifrar sin contar. Dice Strauss: “Los bebés de cinco meses piensan claramente sobre cantidades y aplican conceptos numéricos a su mundo.

Las conclusiones de Wynn también han inspirado escepticismo entre algunos investigadores, quienes creen que sus resultados pueden reflejar la habilidad de los bebés de percibir cosas, aunque no la habilidad de saber qué es lo que están percibiendo. Wynn, de por si, ha advertido a los padres que no deben extraer conclusiones apresuradas y, por cierto, no comenzar a introducir libros de álgebra en las cunas de sus hijos. Sin embargo, Wynn insiste: “Ocurre mucho más en la mente de los bebés que lo que estábamos dispuestos a reconocerles.”

El objetivo de Time and Books con esta publicación es abrir la puerta al futuro de nuestros niños por medio de una variedad de productos de alta calidad para la educación en el hogar, que hacen de la enseñanza una experiencia interesante, estimulante, interactiva y divertida, tanto para los bebés como para los niños mayores.